Filtros Densidad Neutra y Degradados

Si lo tuyo es la fotografía de paisajes y deseas obtener buenos resultados, necesitarás un kit de estos filtros en tu equipo de fotografía. Estos filtros son tan esenciales como la propia cámara, el trípode o el disparador remoto.

Antes, en la época analógica, era necesario tener un extenso catálogo de filtros para lograr obtener ciertos efectos: tonos de color, desenfocados, etc. Pero desde que se impuso la fotografía digital, este tipo de filtros han dejado de ser útiles ya que se trabaja con mayor control y mejores resultados desde cualquier programa de edición fotográfica.
Podremos prescindir de cualquier otro filtro con la excepción de los filtros UV, Polarizadores y de Densidad Neutra (ND).

Cualquier fotógrafo sabe que una cámara es incapaz de abarcar todo el rango de colores del ojo humano. El ojo humano posee un rango medio de 24 pasos, mientras que un objetivo de 35mm (punto de vista semejante al ojo humano) oscila entre un rango de 4 y 7 pasos.

Esto quiere decir, que si nos situamos en una habitación oscura y una ventana con mucha claridad, nuestro ojo percibirá detalles tanto en la zona clara como en la oscura, mientras que con una cámara para ver bien los detalles de la ventana o bien los de la habitación, tendremos el resto de la escena sobreexpuesta o subexpuesta.
En un día soleado, una escena de paisaje si queremos captar los detalles del cielo y de la tierra, nos obligará a sobreexponer o subexponer la escena. Sin embargo cuando usamos un filtro graduado de densidad neutra (rectangulares, 15cm x 10 cm), podremos captar la escena con distintos niveles y de este modo preservaremos los detalles de estas partes tan diferenciadas, de esta forma no necesitaremos usar un programa de edición y si finalmente es necesario utilizarlo, dispondremos de un rango de trabajo más amplio y rico en colores.

Es cierto, que gracias al formato RAW durante la edición podremos optar a variar la exposición en diferentes pasos y lograr exponer las partes de la escena tal y como nosotros deseemos. De esta forma se obteniendo una graduación de niveles muy acertados, pero sin llegar a la perfección que nos ofrece haber utilizado una correcta exposición con filtros.

Si nos encontramos en la situación en la que necesitemos variar la velocidad de disparo, para obtener un efecto seda en una catarata o queremos eliminar todo elemento móvil de una escena, deberemos usar un filtro de densidad neutra (cuadrados, 10cm x 10 cm). De este modo lograremos obtener estos efectos que de ninguna otra forma podríamos obtener. Quizá con un arduo trabajo de edición fotográfica, podríamos llegar a acercarnos a algo que pudiese ser tomado en consideración.

LOS FILTROS DE DENSIDAD NEUTRA, se han diseñado para ser neutrales, es decir, que no afectan en el color de la imagen, pero sí sobre la luz. El uso habitual es para difuminar el movimiento en condiciones de luz, y usualmente se usan para crear el efecto seda en el agua.

Aunque ese no es su único uso, es cierto que las escenas son más dramáticas incrementando esos trazos de luz y rellenan las escenas para que parezcan más completas. En condiciones de mucha luz los filtros ND se usan simplemente para poder usar una mayor apertura (con posibles fines creativos) y aumentar el tiempo de exposición. En este caso, la orientación del filtro no afecta a la escena.

Estos filtros (primera imagen: filtro cuadrado), son uniformes y tratan la luz de igual forma en toda su estructura.

Filtros más comunes y su uso recomendado:

  • ND2 ó 0.3, es el filtro más suave, reduce la cantidad de luz en 1 paso para crear un ligero desenfoque o para reducir la profundidad de campo.
  • ND4 ó 0.6, es el filtro medio, reduce la cantidad de luz en 2 pasos. Se incrementa más el desenfoque y reduce aun más la profundidad de campo.
  • ND8 ó 0.9, es el filtro más duro, reduce la cantidad de luz en 3 pasos. Se suele usar para situaciones de mucha luz o para crear el efecto seda en el agua.
  • 1.2, o bien se usa la combinación ND2+ND8 ó ND6+ND6 ó se usa un filtro específico, reduce la luz en 4 pasos.  Nos permitirá ejecutar exposiciones de muy larga duración; es ideal para crear desenfoques muy extremos e incluso llegar a eliminar los elementos móviles de una escena (por ejemplo bajando 13 pasos, se eliminan las personas de la fotografía y nos queda un monumento limpio de sujetos).

Los filtros Degradados de Densidad Neutra son fundamentales en la fotografía de paisajes, ya que generalmente existe una línea de separación en el horizonte.

Estos filtros (primera imagen: filtro rectangular), pasan de transparente (ND0 ó 0.0) a un color más oscuro (por ejemplo ND2 ó 0.3) de forma suave o abrupta; elegir uno más suave o más duro, depende de la escena en cuestión. Mediante esta gradación y la considerable longitud del filtro, podremos ajustar la compensación de la luz de la escena, es decir, podremos tratar la escena desde dos niveles manteniendo el máximo de detalle de las dos secciones.

Tal y como se menciona con anterioridad, existen dos tipos de gradaciones: suave, utilizada para horizontes donde no están claramente definidos y los duros, para aquellos horizontes bien definidos. Aunque finalmente depende de la creatividad del fotógrafo, ya que la peculiaridad de estos sistemas de montajes, es que permiten la combinación de 1 o más filtros y su rotación para adaptarlos a la línea del horizonte.

Muchas personas usan filtros degradados ND de forma inapropiada. Siguiendo estas sencillas instrucciones lograrás mejorar tus resultados:

  1. Cuando encuentres la escena que desees fotografiar, necesitarás averiguar que filtro es el adecuado. Primero se debe medir el área del cielo y en segundo lugar la tierra. Debemos realizar este proceso por cada área: seleccionar la opción Apertura (A) en el dial de la cámara con una f/22 pulsar el botón de disparo hasta obtener el cálculo y apuntarlo. Si la diferencia entre las áreas es del doble del tiempo de exposición, usaremos un filtro graduado 0.3 ó ND2; si es de cuatro, usaremos un filtro graduado 0.6 ó ND4; y si mayor utilizaremos un filtro graduado 0.9 ó ND8.
  2. Cambiar el dial a modo Manual (M) y establecer los valores de velocidad y apertura que hemos obtenido midiendo la tierra. El exposímetro marcará como sobreexpuesto. Si tu exposímetro muestra estos valores en pasos, dicho valor puede ser utilizado como otra forma de averiguar que filtro es el necesario; si el exposímetro marca 2 pasos más, quiere decir que se necesitará un filtro graduado 0.6 ó ND2 (2 pasos).
  3. Ahora debemos encuadrar la escena, asegurándonos de poner recto el horizonte y de no descuidar los bordes (prestar atención a elementos que puedan estropear la escena). Cuando tengas encuadrada la escena que estabas buscando, bloquea el cabezal del trípode, asegúrate de su estabilidad y que no se haya movido de la posición deseada.
  4. Acopla el filtro dentro del portafiltros, situando el área más oscura en la parte superior. Busca la posición adecuada del filtro, recuerda que es mayor que el portafiltros y podrás jugar añadiendo más o menos claridad a la escena, e incluso rotándolo ligeramente para adaptar con exactitud los elementos de la escena. Si ves que el exposímetro comienza a varía mucho, debes volver sobre tus pasos para ajustar la gradación.
  5. Cambia el modo de enfoque a manual y ajusta la imagen hasta obtener la máxima definición de la escena. Ten cuidado al dispara, al estar limitando la cantidad de luz, es necesario disparar a menores velocidades, por tanto es recomendable usar un disparador remoto o bien el disparo retardado de la propia cámara.

Filtros más comunes y su uso recomendado:

  • ND2 ó 0.3, es el filtro más suave, reduce la cantidad de luz en 1 paso, manteniendo inalterados los colores. Es ideal para días nublados y atardeceres.
  • ND4 ó 0.6, es el filtro medio, reduce la cantidad de luz en 2 pasos. Suele ser la opción habitual ya que separa de forma muy exhaustiva la tierra del cielo.
  • ND8 ó 0.9, es el filtro más duro, reduciendo la cantidad de luz en 3 pasos. Esta opción se comporta muy bien con cielos brillantes o para crear efectos seda con el agua o las nubes.

Con la siguiente TABLA, podrás ver una relación entre el tiempo de exposición y la combinación de pasos cuando se utiliza uno u otro factor de degradado.

Pulsar para descargar cuadro completo en formato EXCEL de Microsoft Office 2007.

Más INFORMACIÓN TECNICA, a veces con un gráfico, las cosas se entienden un poco mejor.

Uno de los aspectos que más dificultad puede ocasionar al aficionado es el tiempo de exposición (S) y la apertura (A), ambas intrínsecamente relacionadas. Para ser más preciso, si se cambia el tiempo de exposición, automática y necesariamente debes modificar la apertura. Aquí es donde entraran en juego los filtros ND.

En el gráfico, la línea roja discontinua indica un valor de exposición constante. Como podrás ver, es posible definir diferentes combinaciones de aperturas-exposiciones. Los filtros ND permiten reducir la velocidad de exposición (Tº Exposición) tal y como se muestra con la línea roja continua.

Por ejemplo:

  • Con el valor A, usando un filtro ND nos permite reducir el Tº de Exposición, pasando de Z a Y.
  • Con el valor X, usando un filtro ND nos permite utilizar una mayor apertura, pasando de C a B.

LA COMPOSICIÓN BÁSICA DEL KIT, la arandela de adaptación, el porta filtros y los filtros (ND2, ND4, ND8 y ND4 Gradient Soft).

Existen diferentes fabricantes, desde Cokin, fabricados en fibra o resina, orientado al aficionado y con un precio aproximado del kit en la Serie Z de 220,00€ hasta Lee, fabricados en cristal, orientado a profesionales y con un precio aproximado de 400,00€.

Siempre he sido de la opinión que mejor invertir siempre en lo mejor y no gastar dinero dos veces. Gracias a la compatibilidad entre Cokin, Lee y otros fabricantes, podremos configurar el kit invirtiendo un poco más en los accesorios que más usemos y en los que menos, ir a la opción más económica, no por ello, la peor opción.

Tal y como he comentado con anterioridad, una de las ventajas de este tipo de filtros, son los soportes donde se montan. En la imagen anterior, puedes ver los siguientes ejemplos:

  • Ejemplo 1: Anillo del objetivo, un filtro polarizado y un filtro ND de 2mm.
  • Ejemplo 2: Anillo del objetivo y dos filtros ND de 4mm cada uno.
  • Ejemplo 3: Anillo del objetivo, un filtro polarizado y 2 filtros ND de 2mm

Como podrás deducir, las combinaciones son diversas, existiendo la posibilidad de montar filtros de 2 y 4 mm de grosor indistintamente y mezclar distintas longitudes, los ND de 10×10 junto a los degradados ND de 15×10.

Como punto final, en la web del fabricante de filtros Lee, podrás ver una serie de fotografías de paisajes donde describen los filtros y técnicas usadas para obtener estas impactantes escenas.

Descargar este Artículo en formato PDF —

Tags: , , ,

3 Responses to “Filtros Densidad Neutra y Degradados”

  1. Rafael Sanchez Cernuda 10/12/2010 at 23:08 #

    Hay filtros DN degradados digitales para usar en lightroom??

Deja un comentario